Ideas para una Navidad sostenible

La época de fin de año es un momento en que la alegría se incrementa y el ambiente festivo se puede sentir en el aire casi todos los días.

Es momento de celebración y reencuentro con las personas que amamos. No obstante, a pesar de ser la época del año más feliz para la mayoría de la humanidad, paradójicamente, es la menos feliz para nuestro amado planeta.

Noviembre y diciembre son meses que generan un enorme impacto ambiental, ya que el consumismo se dispara, el consumo energético crece y, por consiguiente, la emisión de gases efecto invernadero se incrementa de forma importante.

Si bien es cierto, al ser la Navidad una festividad que se celebra en gran parte del mundo y que cuenta con expresiones y tradiciones culturales muy arraigadas que están lejos de desaparecer, las acciones orientadas a la sostenibilidad que cada persona pueda poner en marcha sí pueden hacer la diferencia y convertirse en un alivio para la Tierra.

Aquí te compartimos algunas ideas para que tú también te sumes y aportes a una Navidad más sostenible:

Utiliza iluminación LED que es de bajo consumo.                                                                         

No dejes encendidas las instalaciones navideñas todo el día. Conéctalas en las noches y desconéctalas antes de irte a dormir.

Crea decoración navideña hecha a mano y dale un respiro al plástico. ¿Sabías que para compensar la cantidad de CO2 generada por un árbol de navidad sintético tendrías que alargar su vida útil más allá de 12 años?

Elige menús navideños que sean buenos para tu bolsillo y para cuidar el planeta. Algunos ingredientes típicos de los menús navideños viajan más de 5.000 km antes de llegar al plato. Incluye en tus comidas y cenas navideñas más productos locales, frescos y de temporada. Evita productos demasiado procesados y sobre envasados y todo si puedes, compra lo que puedas a granel.

Envía felicitaciones por correo electrónico. Te modernizas, ahorras dinero y no gastas papel.

Si vas a comprar juguetes para los niños, elige aquellos que no requieren pilas para funcionar.

Procura hacer las compras de Navidad con tus bolsas ecológicas para evitar el uso de bolsas plásticas.

Una opción eficiente de hacer las compras navideñas es por medio de Internet. Ahorrarás en desplazamientos, tiempo y dinero, así mismo, reducirás el uso del vehículo, lo que a su vez reduce tu huella de carbono. Si además haces tus compras en tiendas virtuales o físicas de emprendedores nacionales, estarás apoyando el crecimiento de sus negocios y la economía del país.

Usa la creatividad y regala experiencias o servicios para reducir la acumulación de objetos (que serán residuos algún día): paseos, entradas a espectáculos, cenas, sesiones de spa, entre otros.

Recicla durante y después de la Navidad e intenta generar pocos residuos: evita los platos, vasos y cubiertos de un solo uso. Una buena idea es envolver tus regalos reutilizando papel periódico o de revistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×